Objetivo de nuestro proyecto de Diversificación de Cultivos

Mejorar las técnicas de producción agrícola en las comunidades de San Agustín, promoviendo la seguridad alimentaria al proveer a los pequeños agricultores de un medio que les permita desarrollarse como productores de diversos cultivos de una manera sostenible y amigable con el medio ambiente.

Diversificación de cultivos

Depender de un solo cultivo puede traer consecuencias muy graves y expone a los pequeños agricultores a peligros innecesarios. Una baja repentina del valor en el mercado de un producto podría rebajar de manera sustancial los ingresos de un productor de monocultivos. Otros factores como el clima o las plagas podrían destruir la cosecha y arruinar a los pequeños agricultores.

Al contrario, un productor de diversos cultivos puede evitar tales riesgos, proveer a su familia de una dieta sana y obtener una serie de beneficios adicionales.

ADIPSA y la diversificación de cultivos

La diversificación de cultivos es una importante parte de nuestros esfuerzos para mejorar la producción agrícola en las comunidades de San Agustín.

El motivo de diversificar la producción surgió, en buena parte, de la crisis mundial del café. Frente a esta crisis, canalizamos fondos aportados por Intermón Oxfam a un proyecto de Diversificación de Cultivos de gran alcance.

Este proyecto se propone aumentar la productividad agrícola, promover la seguridad alimentaria y producir excedentes que se pueden vender en el mercado local.

El proyecto ha consistido en distribuir semillas y materiales para la elaboración de abono orgánico, construir sistemas de riego y darles a los pequeños agricultores socios consejos técnicos sobre la diversificación de cultivos.

Ventajas económicas, sociales y medioambientales

El logro más importante de nuestro programa de Diversificación de Cultivos ha sido de propiciar la seguridad alimentaria las aldeas de San Agustín en época de crisis. Pero el proyecto ha traído muchas ventajas más.

Hoy día, las familias de las comunidades tienen una mejor dieta porque disponen de una gran variedad de verduras y frutas con las que pueden alimentarse: naranja, limón, mandarina, mango, piña, banano, plátano, aguacate, tamarindo, garbanzo, cardamomo, achiote, y otras frutas y verduras nativas del lugar.

En los casos en que los agricultores eran productores de subsistencia y de monocultivos, la productividad aumentada de su parcela diversificada les ha permitido producir excedentes que ahora venden en el mercado local.

El proyecto beneficia a toda la comunidad ya que los vecinos tienen más opciones en el mercado. Además, estimula la economía local porque los vecinos compran productos locales en lugar de tener que depender de fuentes externas. De esta manera, el proyecto ayuda a propiciar la soberanía alimentaria de las comunidades.

El aumento de los ingresos de la familia generado por el proyecto trae otros beneficios sociales y medioambientales.

Algunos participantes han podido mandar a sus hijos a la escuela en vez de requerir que se queden en casa para ayudar en las tareas domésticas.

En nuestro proyecto de Diversificación de Cultivos hacemos hincapié en el uso de métodos de producción amigables con el medio ambiente. Hoy día, los socios participantes observan que su parcela diversificada y orgánica es menos propensa a plagas, lo que ayuda a aumentar productividad. Además, plantar árboles en parcelas diversificadas ayuda a atraer a fauna, ya que los árboles sirven como hábitat natural para diversas especies.

El desarrollo sostenible

Nuestro proyecto de Diversificación de Cultivos ha ayudado a nuestros caficultores socios a ponerse de pie después de la crisis de café. Ayuda a unificar a la comunidad, y a propiciar la seguridad alimentaria de las aldeas. Al proveer a los pequeños productores de un medio que les permita desarrollarse como productores orgánicos y autónomos, la diversificación de cultivos promueve el desarrollo sostenible.

Una estrategia integral

En ADIPSA, reconocemos que no hay una solución mágica a los problemas que enfrentan los pequeños productores de Guatemala. Frente a la crisis de café, hemos adoptado una estrategia integral para ayudar a nuestros pequeños caficultores socios. Por un lado, nuestro programa de Diversificación de Cultivos les ha prestado asistencia inmediata y ha reducido su dependencia del café a un tiempo cuando los precios eran tan bajos que el café ya no era un medio que les permitía ganarse la vida. Por otro lado, tenemos un comprensivo Proyecto de Café que va dirigido a optimizar la producción de café en sí y mejorar su comercialización.

Contáctanos | ©ADIPSA 2006